Sexo oral: ¿cómo conseguir que te lo hagan bien a ti?.

Un estudio afirma que la mayoría de los hombres se siente perdido al hacer un cunnilingus. Ayúdale a encontrar el camino.

Por fin hay datos que confirman un hecho que las mujeres ya conocíamos desde hacía (demasiado) tiempo: cuando se trata de practicar sexo oral, a muchos chicos se les come la lengua el gato. En un estudio reciente, el 67% de los hombres reconocieron a la ‘start-up’ de juguetes eróticos Cunni que, en ocasiones, se sentían completamente perdidos con esta cuestión. Y otro 59% afirmó no tener la menor idea de qué le gusta que le hagan a su pareja, lo cual podría explicar por qué muchos ni siquiera lo intentan.

Otra investigación publicada en el Canadian Journal of Human Sexuality, revela que nosotras somos más proclives que ellos a dar placer mediante esta técnica. Teniendo en cuenta que un 73% de las mujeres necesita algún tipo de estimulación en el clítoris para llegar al orgasmo (y el arte de la lengua ayuda mucho en esta empresa), el objetivo que hay que marcarse es bastante evidente: se impone reducir la brecha de sexo oral a la mayor brevedad posible. Para empezar, ambos debéis tener claro (sí, ambos) que esto no sólo consiste en dar, sino también en recibir. Evitaréis malentendidos y disfrutaréis más si cada uno pide al otro lo que le apetece y le da pautas precisas.

Si seguir instrucciones no es lo suyo, utiliza los muslos o las caderas para desplazar tu pelvis un poco más hacia la derecha o hacia la izquierda, acercándote o alejándote de su cabeza, hasta que esté exactamente donde tú quieres. O pon tu mano sobre la suya y ve guiándole.

manual del cunilingus

Cunnilingus.

¿Qué es el cunnilingus?

El cunnilingus es una modalidad de sexo oral que consiste en lamer, morder, chupar y frotar, con diferentes grados de intensidad, con la lengua, la boca, los labios y/o los dientes el clítoris, la entrada de la vagina y los labios de la vulva con la finalidad de proporcionar placer a la mujer.

Esta práctica se realiza tanto en parejas homosexuales, como heterosexuales y en algunas ocasiones se puede realizar simultáneamente mientras el pene se introduce en la vagina de la mujer.

El cunnilingus tiene una variante, conocida por el nombre de humming, que consiste en la realización de un sonido gutural con la garganta. De esta forma se produce un cosquilleo en la mucosa genital femenina que puede potenciar el placer debido a todas las terminaciones nerviosas que rodean la zona.

Historia del cunnilingus.

La práctica del cunnilingus está muy ligada a la tradición China. La emperatriz Wu Zetian, que ejerció su poder entre el año 690 y el 705 d. C. creó un decreto para que durante su reinado, todos los dignatarios que acudieran a su reino como visitantes le rindieran respeto mediante la realización de un cunnilingus.

Por otro lado, el taoísmo chino veneraba esta práctica. Esto se debe a que el taoísmo persigue la inmortalidad o, en su defecto, poder vivir el máximo número de años. Esta disciplina considera que la pérdida de semen y de las secreciones vaginales llevaba a la pérdida de la vitalidad y, por tanto, iba en contra de la inmortalidad. Sin embargo, la retención o la ingesta de estos líquidos para los taoístas significaba que conservaban y aumentaban el ch’i, es decir, el aliento original vital.

En Roma ocurría todo lo contrario y consideraban la práctica del cunnilingus como un acto sucio y que situaba al hombre en la peor escala social. Un hombre acusado o bajo la sospecha de realizar un cunnilingus era tachado de infame y situado al mismo nivel que las prostitutas, por lo que no podía ejercer el derecho al voto o representarse a sí mismo ante la ley.

Realizar un buen cunnilingus no es tarea sencilla. ¿Quieres saber cómo hacer un cunnilingus 10? Te detallamos unos sencillos pasos a seguir y, para lograr el máximo placer, te decimos cuáles son las tres mejores posturas sexuales para lograrlo. ¡Toma nota!

Cómo hacer un cunnilingus de 10.

Alcanzar el clímax como mujer puede ser posible si tu pareja te sabe hacer un buen cunnilingus, algo que no es tan sencillo como parece. El cunnilingus es una modalidad de sexo oral que consiste en estimular la zona vaginal con la lengua, lamiendo, chupando y frotando. Para ello, el hombre utiliza la boca, la lengua y los labios sobre la vulva y la entrada de la vagina de la mujer.

El cunnilingus, si se hace bien, permite una gran estimulación del órgano sexual femenino y ello hace posible intensificar el placer femenino durante el sexo. Sin embargo, el cunnilingus puede llegar a ser una práctica sexual tabú para muchos hombres, pues algunos no se sienten cómodos con el hecho de tener que acercar demasiado su rostro a la vagina. 

En otras ocasiones, en cambio, es la mujer la que piensa que él no disfrutará haciendo el cunnilingus y evita pedírselo. Así pues, el primer paso antes de aprender a hacer un cunnilingus 10 es hablar con la pareja para saber si ambos vais a disfrutarlo.

A la hora de empezar con la realización del cunnilingus cabe decir que la mayoría de parejas cometen un error garrafal y es que optan por ir directos al centro del placer femenino: el clítoris. ¡Error! Y es que el clítoris, al ser la zona más placentera de la vulva, debe dejarse para el final del cunnilingus.

Al empezar, la pareja debe estimular cada una de las partes que integran la vulva antes de llegar al clítoris. Se deben priorizar los preliminares, con caricias, besos, etc. Y el postre, el clítoris, se debe dejar para el final. Otro gran error cometido por muchos hombres es que no conocen bien las partes que integran la vulva. Son cinco: los labios mayores, los labios menores, el vestíbulo vaginal, la vagina y el clítoris.

Un cunnilingus 10 en 6 pasos

Paso 1. Jugar y dedicar tiempo a los preliminares

Al empezar con el cunnilingus, la pareja debe estimular la vulva de forma sútil, con preliminares que permitan a la mujer ir incrementando su excitación de forma progresiva. Puede besarla, acariciarla, lamer su vulva, tocar otras partes de su cuerpoUna manera de excitarla es rozando delicadamente los labios mayores y menores de la vulva con la lengua casi sin tocarlos. Produce un gran placer. 

Paso 2. Ir incrementando la intensidad

Cuando se han empezado a despertar todas las zonas de la vulva, llega el momento de incrementar el placer. ¿Cómo? La pareja puede presionar o estirar la zona de los labios mayores y menores, controlando la intensidad. La clave está en jugar con ellos, pero de forma suave y delicada.

Paso 3. Centrarse en los labios menores

Ahora, la pareja deberá centrar toda su atención en los labios menores, lamiéndolos con la punta de la lengua o con la lengua plana, dependiendo de cómo lo prefiera ella. Para lograr un gran placer en la mujer es recomendable lamer la zona como haciendo un caminito de abajo hacia arriba. En un primer momento, se debe hacer de forma suave y, paulatinamente, ir incrementando la intensidad al jugar con los labios menores.

Paso 4. Masajes con la lengua

Para convertirse en un experto del sexo oral la pareja puede hacer algo más: combinar masajes con la lengua con succiones sutiles en la zona de los labios mayores y menores de la vagina. Ello provoca un efecto sorpresa en la mujer que puede ser muy excitante. Además, la pareja también puede jugar con las manos y, mientras estimula los labios menores, colocar los dedos en la entrada de la vagina con algo de presión.

Paso 5. Jugar con el clítoris

Llegados a este punto, ¡toca centrarse en la joya de la corona; el clítoris! Tras haber dedicado un buen rato a estimular las diferentes partes de la vulva, ¡toca el plato fuerte! Eso sí, se debe tener en cuenta que el clítoris es una zona muy delicada. Para el primer contacto, es aconsejable rodearlo con la punta de la lengua, haciendo movimientos circulares. Ello se puede combinar con seguir estimulando los labios menores para evitar centrar toda la atención en el clítoris.

Paso 6. Aumentar la intensidad

Finalmente, y cuando la excitación de la mujer es máxima, llega el momento de que la pareja coloque el clítoris entre sus labios y lo apriete con suavidad. A continuación, debe succionar de forma rítmica el clítoris a la vez que con los dedos, siempre muy bien lubricados, puede adentrarse en la vagina para acompañar el estímulo oral con unas leves presiones en el punto G. Esta combinación será explosiva para la mujer.

Suscríbetea nuestra Newsletter

Suscríbetea nuestra Newsletter

Únete a nuestro boletín para recibir las últimas noticias de Hablemos de Sexo y TiendaErótica.es

Te has suscrito a nuestro boletín correctamente. Ya puedes utilizar nuestro Cupón de suscripción. Utiliza el código NUEVO10 para aprovecharte del descuento en tus compras siempre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad